25.7.15

El sueño en ancianos

 

  Conforme envejece nuestro cuerpo, el sueño y el descanso nocturno también sufre cambios. Por la noche cuando estamos durmiendo alcanzamos fases del sueño, un de ellas es el sueño profundo y reparador. Esta fase en concreto tan necesaria para estar bien durante el día cuando envejecemos puede que no lleguemos tan fácilmente, ya que el sueño se interrumpe, no se duerme del tirón.

Este hecho ocasiona trastornos de conducta, ya que estamos más irritados por el día y más necesidad de dormir durante la vigilia.

Unos buenos hábitos saludables para conseguir un sueño reparador son:


  • Ir a dormir a la misma hora.
  • Hacer ejercicio suave.
  • Cenar ligero, dos horas antes de ir a dormir.
  • Beber un vaso de agua 2 horas antes de ir a dormir y no beber hasta la mañana.
  • Procurar que las últimas horas del día las actividades sean tranquilas, evitar ver noticias desagradables, programas de televisión excitantes y evitar discusiones.
  • Una vez en la cama realizar respiraciones relajantes y soltar tensiones diurnas. Agradecer todo aquello que nos ha ocurrido durante el día.


Con Flores de Bach, también podemos ayudar a conciliar el sueño y mejorar la calidad. Hemos creado un remedio específico para el sueño:


Remedio 4
Para personas con dificultad de conciliar el sueño, se despiertan a menudo y no descansan bien por la noche. Aporta sueño de calidad, mayor descanso y tranquilidad en la noche.

Si necesitas más información puedes escribirnos a: martatadeo@serveispsicogeriatrics.com


Marta Tadeo
Directora Serveis Psicogeriatrics.
www.serveispsicogeriatrics.com






No hay comentarios: